PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Artes audiovisuales / Escritos
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

CON LA MUERTE EN LOS TALONES

Josep Ruiz Hierro
hierro@teleline.es
Barcelona, España

North by Northwest, 1959
Director: Alfred Hitchcock
Guión: Ernest Lehman
Reparto: Cary Grant, Eva Marie Saint, James Mason y Martin Landau.

Hace unos meses me dediqué a estudiar una serie de películas, midiendo el tiempo que duraban las escenas y analizando el ritmo desde el principio hasta el final. Aprovecho para recomendar a todo aquel que sienta el deseo de escribir por primera vez un guión cinematográfico dos libros; "EL LIBRO DEL GUIÓN" (Syd Field, Plot Ediciones) y "MANUAL PRÁCTICO PARA INICIARSE COMO GUIONISTA" (Jacob Most, Editorial CIMS). Una de las películas que, por su dinamismo me interesaba ver fue "Con la muerte en los talones" y éste clásico de Hitchcock es el que voy a tratar.

Para mi estudio había seleccionado una serie de películas, que de alguna manera podían tener algo que ver con "Un enredo que te mueres"; el proyecto que iba a desarrollar. El análisis de estas películas me habría de ayudar a ordenar mis escenas de acuerdo a un tiempo concreto; un tiempo de cine. Escogí "Con la muerte en los talones" porque la recordaba como una película trepidante, en la que constantemente el pobre Roger Thornhill (Cary Grant) se veía obligado a escapar de mil y un peligros. Después de ver la película y revisar mis notas me di cuenta de que, curiosamente, nunca pensé que "Con la muerte en los talones" pudiese durar 2 horas y 12 minutos. La había visto un par de veces anteriormente y en ambas se me había hecho corta. Pensé que, por la tensión, por el suspense de buena parte de la película, la historia lograba, durante toda la sesión, atrapar al público. Y este éxito es algo que, según mi opinión, no han conseguido películas como "Mission: Impossible"; película con una estructura similar, pero que se hunde en escenas soporíferas.

Con mis notas y gracias a los libros que antes he recomendado, realicé una gráfica del ritmo de la película. Salvando pequeñas diferencias, el mismo modelo sirve para medir el nivel de tensión en las novelas. Realizar esta gráfica es bastante sencillo; hay situaciones que siempre llaman más la atención del público (una situación de flagrante peligro, algo que mantiene el suspense, la llegada de un nuevo personaje...) y otras que, por el contrario, invitan al relajamiento –lo cual no tiene porque ser malo-. Pienso que una buena película de este género se logra alternando con habilidad las escenas de alta con las de baja tensión. Para mí, una película desbocada de principio a fin, líneal en grado sumo como "Speed", puede ser visualmente interesante, pero como guión cinematográfico deja mucho que desear.

Después de revisar la gráfica me di cuenta de que, pese a la concepción de trepidante que yo tenía de "Con la muerte en los talones", la película cuenta con escenas de relajación verdaderamente largas. Por ejemplo la conversación entre Thornhill y Eve (Eva Marie Saint) en el vagón restaurante dura nada menos que cinco minutos. Los mismos que la conversación, algo más acaramelada, entre los dos personajes en el compartimiento tres minutos después. Y cinco minutos de cháchara en cine amenazan con ser muy peligrosos. Peligrosos si no eres un maestro como Hitchcock, claro. ¿Cómo compensar al público de esas escenas de prolongada calma? Solución: interrumpiendo el sosiego de esa escena bruscamente, con un acontecimiento inesperado. En la escena del vagón restaurante, la imagen de la policía –que busca a Thornhill- en el andén hace que de nuevo se altere el ritmo y en la del compartimiento hay un inesperado cambio de escenario, en la que aparece "el malo" Van Damme (James Mason) en otro compartimiento como patente amenaza de la integridad del protagonista. Para postre en esta secuencia se pone en tela de juicio la fidelidad de Eve, la presunta amada de Thornhill.

¿Cómo diseñar un guión que no decaiga? Ernest Lehman, el guionista de "Con la muerte en los talones" (también escribió "La trama" –Family Plot, 1976-, (última película de Hitchcock) utilizó un sistema muy común entre los guionistas. Se trata de escribir en una cartulina del tamaño de un naipe una breve descripción de cada escena del guión y situar las cartulinas una detrás de la otra. Lehman utiliza de 50 a 100 cartulinas, siendo por lo general 52 el número que emplean los guionistas para un largometraje. Cuando se ha terminado de escribir, con un vistazo el guionista se da cuenta de las partes en las que puede mejorar el guión, y sólo tiene que eliminar las cartulinas que no le gusten, rellenar otras en su sustitución o sencillamente alterar el orden. El cambio de lugar de las cartulinas no ha de implicar un desajuste argumental o temporal habida cuenta de que se puede jugar con las escenas en que intervengan otros personajes. Vemos un claro ejemplo en "Con la muerte en los talones". Aunque la presencia de Cary Grant en la película es notable, existen otros personajes, como el villano interpretado por James Mason, el sicario Leonard (Martin Landau), la propia madre de Thornhill, que ocupan un tiempo en la película que parece tener como finalidad el de dar descanso al protagonista, y a mí esto me parece un ardid genial porque cuando uno vuelve a ver a Grant en la pantalla ya se prepara para presenciar nuevas peripecias.

En definitiva, en cuanto a acción, considero esta película la mejor de Hitchcock, junto a "El hombre que sabía demasiado" (The man who knew too much, 1956). Y lo que me llama la atención es que, aunque sea el suspense el mejor aliado de este director en toda su filmografía, realizó películas en las que el dinamismo fue escaso, como "La soga" (The rope, 1948) o "Pero ¿Quién mató a Harry?" (The trouble with Harry, 1955). Mucho menos dinamismo, pero ¿Menos tensión? Yo creo que no.

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: