PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Artes audiovisuales / Escritos
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

¿QUIÉN ATRAPÓ AL CORRECAMINOS?

Joan Antoni Fernández
España

 

Confieso mi pecado: si me preguntan a bote pronto quién ha sido el más ilustre creador, el auténtico mago de los dibujos animados, jamás contestaré que Walt Disney. Para mí el mejor creador de cartoons fue sin duda Chuck Jones. Descanse en paz. La muerte, cual obstinado Coyote, por fin ha atrapado a este esquivo Correcaminos.

Chuck Jones nació el 12 de setiembre de 1912 en Spokane (Washington) y sus primeros contactos con el cine fueron como actor juvenil en pequeños papeles dentro de las alocadas películas de Mack Sennett. No es de extrañar que asimilara ese ritmo trepidante que luego aplicaría a sus dibujos, pues tuvo la inmensa suerte de observar en directo a gente de la talla de Chaplin o Keaton. Sin duda ya entonces se estaba gestando en su inconsciente el personaje del Correcaminos.

Por eso Jones se decidió a estudiar para dibujante y en 1932 entró en los estudios de animación de Ub Iwerks, el auténtico y genuino creador de Mickey Mouse, donde aprendió el arte del dibujo animado. Más tarde pasaría a la factoría de Leon Schlesinger, el creador de Looney Tune y Merrie Melodie, un verdadero revulsivo al ramplón mundo disneyano. Estos estudios fueron comprados en 1936 por la Warner Brothers, donde Jones trabajó con gente de la talla de Tex Avery o Friz Freleng. El resto es Historia.

Con el tiempo Jones fue haciéndose cargo de los personajes estrella: Bugs Bunny, a quien dotó de una personalidad extraordinaria, un híbrido entre la moralidad violenta de James Cagney y el peculiar surrealismo de Grouxo Marx, el pato Lucas, el cerdito Porky, Elmer Gruñón, todos ellos personajes que en sus manos fueron adquiriendo una dimensión más vertiginosa. Era un momento deliciosamente creativo y así surgieron Pepé La Mofeta, El Marciano Marvin y sus personajes más archiconocidos: El Coyote y el Correcaminos, según Jones inspirados en un relato de Mark Twain. Años más tarde fichó para la Metro, creando varios episodios de Tom y Jerry, hasta fundar finalmente sus propios estudios, la Chuck Jones Film Productions.

La televisión otorgó nueva vida y gran popularidad a estos cortos animados, verdaderas obras de arte, que hicieron y todavía hacen las delicias de casi todo el mundo. Porque Chuck Jones fue el primero que logró hacer reír a los espectadores con un humor trepidante, sin concesiones de ningún tipo. No es un humor para niños mas a los niños les encanta. Tampoco es un humor para adultos pero a los adultos les divierte. Tal vez el secreto esté en lo que dijo el mismo Jones: "Estos dibujos animados nunca fueron creados para los niños, ni siquiera para los adultos. Han sido hechos para mí".

Retirado con tres Oscar en sus vitrinas, todavía Jones hizo algún corto y colaboró en películas como "¿Quién engañó a Roger Rabbit?", recibiendo un cuarto Oscar por toda su trayectoria profesional. Directores de la talla de George Lucas, Steven Spielberg o Peter Bogdanovich han confesado su admiración incondicional hacia este genio que supo crear una obra en apariencia sencilla pero que ha sabido conectar con diversas generaciones de espectadores.

No es de extrañar que tras morir Chuck Jones el 22 de febrero de 2002 centenares de ramos de flores fueran depositados por incontables seguidores en el Teatro Kodak de Los Angeles, la sede de los Oscar de este año, en muda señal de homenaje hacia un auténtico creador.

Por fin el Coyote ha atrapado al Correcaminos. Pero qué curioso, el pobre no ríe.

¡Beep. Beep!

 

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: