PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Artes audiovisuales / Wintergarten
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

EYES WIDE SHUT

Comentado por Yusef Huwaidi
jhb@othlo.com
Granada, España

Género: Drama, suspense, experimental.
Director: Stanley Kubrick
Guión: Stanley Kubrick y Frederic Raphael, según la novela de Arthur Scnitzler
Fotografía: Larry Smith, en color DeLuxe
Música: Jocelyn Pock
Montaje: Nigel Galt
Intérpretes: Tom Cruise, Nicole Kidman, Sidney Pollack, Marie Richardson, Rade Sherbedgia, Todd Field, Vinessa Shaw, Sky Dumont, Alan Cumming, Fay Masterson, Leelee Sobieski, Thomas Gibson, Madison Eginton.
159 min. USA. 1999.

Argumento:

Pues no se sabe muy bien cual es. Habría que preguntarle a Kubrick qué era lo que pretendía expresar con esta narración. Si usted no la ha visto, no haga caso de lo que le hayan podido contar, cada uno puede sacar cualquier conclusión. En principio, y lo que se vendió, fue una historia relacionada con el matrimonio, sus desavenencias, sus riesgos, los celos, el sexo, las dificultades que entraña la convivencia diaria, etc. El caso es que, mas que contar una historia, lo que hace Kubrick es exponer, o plantar ante el espectador varias situaciones, algunas de ellas auténticamente kafkianas.
La película posee un hilo argumental cuyo trasfondo son los celos. Pero es que es más complicado que eso. Hay momentos en que la historia se olvida para colocar una secuencia completa e independiente del resto de la película. Es decir, las secuencias pertenecerán a la misma película sólo porque tienen algún pequeño nexo de unión, pero realmente, podrían ser independientes. Ejemplos: Tom Cruise busca evadirse intencionadamente y con poco precisas pretensiones de su último altercado matrimonial, esto da pie a una historia con una prostituta, luego llega otra secuencia relativamente independiente con su amigo pianista que ya le introduce en otra secuencia o narración breve, la de la búsqueda de un disfraz, una secuencia rarísima con personajes totalmente extraños, a medida que nos introducimos en la madrugada se nos van presentando otras secuencias mas kafkianas llegando el culmen cuando Cruise se introduce en la mansión de esa extraña secta, esa secuencia es la más impresionante, una música perfectamente melódica acompañada de los constantes movimientos de cámara y los rítmicos movimientos internos de los actores. A partir de ahí, suceden más secuencias en las que los personajes que aparecen en la primera mitad del film empiezan a cruzarse y a relacionarse unos con otros.

Realmente, el espectador se mete en la piel de Cruise, un personaje trabajadísimo. Nicole Kidman no es precisamente la protagonista, es Cruise, y se consigue, llega a mostrar un carisma de esos que simpatizan con todos los espectadores. Todo lo que le pasa a Cruise, lo vive el espectador, la historia, cerca del final, se complica de tal forma que tanto Cruise como el espectador son incapaces de sostener la tensión. Aquí se muestra el momento, el cenit, porque vemos como ni el protagonista ni nosotros mismos somos capaces de salir de ese embrollo en el que se envuelve el protagonista sólo por querer salir de su cotidianidad en un acto de rebeldía contra su esposa y su realmente dudosa infidelidad. Y es que resulta que la debilidad del protagonista se hace patente cuando ve dañada la seguridad de su esposa, cuando la secta le deja la señal en su propia cama mientras ella duerme.

Con todo esto, y haber si podemos resumir, al principio del film se nos muestra a un matrimonio idílico: guapos, adinerados, respetados, una hija preciosa, etc. Una vida estable. Lo que le ocurre después a Cruise es como un castigo por intentar salir de ese mundo idílico en busca de aventura.

El final desconcierta, la última frase de Kidman, que no citaré aquí, puede tener varios significados, vea la película y escoja el que más le convenga.

Ahora habría que hablar de la pobre acogida que tuvo esta película para la opinión pública y las radicales opiniones de la crítica. Baste explicar que la mayor parte del público que fue a ver Eyes Wide Shut lo hizo debido a la reciente muerte de su director, muy famoso pero del que el público llano no sabe mucho. Esta sería su primera película en cine que verían muchos espectadores, tanto se habló del perfeccionamiento estilístico y narrativo del autor que el público creería ver una narración clásica. Pero es que las narraciones de Kubrick, al menos en su última etapa, nunca han sido clásicas, recordemos la estructura tripartita de La Naranja Mecánica o La Chaqueta Metálica. Es un autor perfeccionista pero no clásico ni asequible.

Guión:

Perfecto. Y no sólo en los diálogos, la mayor parte del guión no está escrito, son planos, travellings, zooms, sonidos, música y gestos. Esto es un ejemplo de narración cinematográfica, inusual en su estructura pero eficaz en su intención.

Dirección artística:

Se dice que rodar con Kubrick es un infierno. Sea como sea, los resultados son sublimes. Los actores están perfectos, si cada diálogo se pasase a cámara lenta podríamos observar la riqueza gestual de los actores, pero todo ello sin sobreactuación, eso sí, el método del Actor´s studio está presente.

Fotografía:

Varía según la secuencia en la que nos encontremos, la más cuidada es la de la mansión. En general, los planos están compuestos con gran densidad visual.
Color intencionadamente saturado y con grano relativamente grueso.

Música y sonido:

Melódica, acompaña perfectamente a cada secuencia.

Montaje:

Intencionadamente no es lineal entre secuencias pero dentro de cada narración interna es sublime, un ritmo preciso, relativamente lento y en crescendo en la segunda mitad del film.


Calificación según su género: 8
Para el cine en general: 7

Lo mejor:

Su ambigüedad.
La secuencia de la mansión.
Los personajes de la tienda de disfraces.
Su parecido con los libros póstumos de Kafka, ¿casualidad?

Lo peor:

Que esta haya sido la última película de Kubrick, y él sin saberlo. Porque queramos o no, esta es de sus películas menores.
Todavía no se sabe si se trastocó la película después de la muerte de Kubrick. Yo no lo creo, ya que habría influido sobre el montaje y el etalonaje, incluso en la inclusión de la banda sonora y del doblaje. Todo ello en sus últimos retoques claro. Y es que todo eso, en Eyes Wide Shut, es muy propio de Kubrick. Si alguien ocupó realmente su lugar y cambió algo, pues enhorabuena, porque no se nota.

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: