PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Letras / Poesía
/ Poemas de Yván Silén
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

CHUANG-TZU

Yván Silén
IvanElsa@aol.com
Nueva York, Estados Unidos de América
28 de Mayo de 2004

 

 

Derívame, tú, de tu amor gastado.
Decrétame en el alba de tus besos.
¿Qué soy? ¿Coleóptero de Dios, colérico, iracundo?
¿Disociación del sujeto? ¿Quién soy ahora?
¡Adivina! ¡Soy ser,
soy árbol, soy agua,
soy el cielo!
Augusto del sueño,
vigilante de los días y
poeta del ayer y del ahora.
Unicornio que chapotea
en los espejos del alba: luna rota
(gris) del cielo de l'aurora. Luna
nympha de la sed y musa que sacia
su anhelo en el amado.

Alguien mira por tus ojos. Es lo eterno
con su rostro de tiza en las auroras
(do te signo dragón del alma mía).
Te pasto y me bebes,
te luno y me adivinas.
Mi flecha es terrible como tus ojos.
Tigre soy de tus ovejas.
Te curvo y
t'espacio-tiempo en los abrazos...

¡Oh, el lenguaje de tu lengua me adivina!

Tu lenguaje me ajena,
me torna otro, m'exalta...
Mi boca es yang que llueve sobre tu yin
(sobre tu oscuridad, sobre tu miedo).
Tu tao se abre y se cierra:
moriviví del cielo y de la tierra.
Ceniza muerta el corazón enamorado.
Te vuelo madera muerta: la locura
de Dios entre tus besos.

No despiertes, tú, de soñar el sinsentido
(no pelees con el Angel Polilla,
ni te arrebates de Dios,
ni t'éxtasíes de Yván
--sé exquisita en tu mugre,
en tu belleza sé extinta,
adivíname y adivínate--) y
sé la "loca" que anda por la hoguera
y sé el cielo del río del alma
para que nadie pueda, Desconocida,
atraparte en las cigüeñas.

Escala el cielo en las climateas.
Escala el alba y salta ave, madre mía,
ave tuya de las auroras andariega.
¿Qué es el ser?
Lo que cambia agua
en la caída de las rosas.
¿Qué es la verdad?
La búsqueda de los pétalos deshechos.

Caer del cielo débil y caer
de tu ala al cielo fuerte
para navegarte rota la cintura.
Avecíname
casi hasta tu piel.
Oríllate,
casi hasta tocar
la locura erecta de los robles.

¡Soy Chuang-Tzu que he vuelto!
Soy la locura de volver entre los nombres.
El mundo maravilloso
ha cambiado
como un desconocido.
Abrazo a los árboles que cantan
(literal y simbólicamente)
en el centro de mi alma.
Abrazo a las palabras
como un iluminado y
dejo
(infinito--anduve--)
que las palabras me abracen
con sus sueños
amanecidos
de amor
en las cunetas
de mi alma.
Santa mariposa,
Sor Loca, que sueñas
en el desierto
de los besos
del espejo imaginario.
Agua de Dios
que salta entre tu risa.
He vuelto, Chuang-Tzu, abrázame,
diferente, una vez más,
en el poeta
v
e
r
t
i
d
o
que
somos...

Lo transmito y me inventa.
Derivo de amor
entre †ú y yo y
la "loca" de la hoguera:
una luna negra navega el alba
por tu piel envenenada de besos.
El cielo me decreta, Chuang-Tzu,
coleóptero de Dios.
He retornado:
mira el fantasma de la carne tuya,
que se inexpresa
y se dragona en el corazón del bosque.
Estoy inventando las palabras y estoy
purificando tu corazón
en las hogueras...



*****

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: