PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Letras / Poesía
/ Poesía de Mickel
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

LAS NUBES OS ECHAN DE MENOS

Luis Miguel García de Amézaga
mickel35artista@wanadoo.es
http://perso.wanadoo.es/kismi
España

 

El ángel en manos de la animalidad humana
estrella sus alas contra las razones.

No caerán torres más altas.

Sus inquilinos se arrojan por los huecos de lo vulnerable.
Llueven espíritus de carne que se espachurran en la acera
donde el polvo blanco los esnifa para siempre.

Los héroes son escombro
Los supervivientes lloran vergüenza, sufren una culpa injusta.
Los espectadores lejanos nos llevamos las manos a la cara
y seguimos mirando entre los dedos.

Nos removemos en el sofá entre indignación visual
y la noria excitante de los sentidos

( La tragedia también estimula
y nos libera por un instante
de la inyección letal
que es la monotonía).

Nos conmovemos
Juzgamos
“Debemos hacer algo...” – decimos
Pero algo que no nos ponga en peligro
Es la hipocresía quien nos ha traído hasta aquí
No la infravaloremos desdeñándola.

También están los que se frotan las manos con la matanza.
Se sienten grandes
como el mosquito que clava su aguijón al orangután.
Luego se encierran en un cuarto oscuro
a seguir alimentándose de sus dos neuronas.
Tienen miedo a abrir las ventanas
El aire fresco suele hacerles tambalear
Los fanáticos son los menos convencidos
Ocurre que sólo cuentan con un pensamiento
y no pueden vivir sin él.

La cuestión de este siglo no parece que sea si dios existe o no.
La cuestión es si dejaremos de manipular al dios que no existe
para justificar nuestras mezquindades.

No caerán torres más altas.

*************************************************************************

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: