PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Letras / Relatos
/ Relatos de Miguel Ángel Sánchez Valderrama
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

FELIZ NAVIDAD (Diario de Carolina).

Miguel Ángel Sánchez Valderrama
miguelasv@terra.es
http:// neurosistotal.blogspot.com
16 de diciembre de 2000.

España.

 

No había leído suficientemente a Cortázar, pero no sé qué pasa, en Internet se llenan de páginas dedicadas a Cortázar, algo que comenté a un amigo, me familiaricé con Cortázar a través de gentes aficionadas a la escritura, uno recitaba fragmentos de la novela Rayuela y todo eso, más tarde me compré Rayuela en edición de bolsillo, y eso, pero el otro día estaba en un pub y un amigo me comentó algo relacionado al cuento La Casa Tomada. No la había leído, hace poco leí el relato ese en Internet...

Hacía un frío tremendo, me asomé a la ventana desde mi habitación, me costaba trabajo levantarme de la cama en este sábado, veía a través del vidrio de la ventana una neblina bastante espesa, húmeda, con gran condensación de humedad, apenas se podría distinguir por la niebla la silueta de la ciudad, de los edificios, de sus habitantes. Tenía en el suelo de mi dormitorio (suelo de terrazo color salmón oscuro) folios esparcidos de cierta lectura que me dio por ahí, por leer un par de relatos clásicos (uno de Cortázar “La Casa Tomada” y otro de Poe “El hundimiento de la Casa Ulser”) y un ensayo sobre ambos relatos. Todo ello sacado por la impresora, las encontré en Internet. Esa misma mañana la instalación eléctrica de la casa a veces se cortaba la luz, averiguando, se trataba del “cuadro”... en el cual había cables algo quemados, según explicación de un electricista conocido en mi barrio, y que habría que cambiar el “cuadro”. Pensaba sobre ambos relatos que leí anoche, tienen un común denominador de que ambos los protagonistas son hermanos (como matrimonios de hermanos, tienen algo que ver con la temática del incesto, eso reprimido se convierte en algo macabro, angustioso) y las casas. Relatan el ambiente asfixiante de las casas... Me acordaba también de una película de Bigas Luna “Caniche”, donde los protagonistas son los dos hermanos, como hermanos gemelos, varón y hembra, que apenas salen del hogar.

Se aproximan fechas navideñas, momentos de gran unión familiar, derroches de bombillas, de iluminaciones por las calles, regalos de empresas, comidas de empresas, los amigos se unen, toman cervezas en los bares... Y plaf, me puse a leer esos relatos. Suelo dejarme llevar. Por los acontecimientos. La Navidad me asusta. Soy de tendencia contraria a muchos, cuando la ciudad se llena de caras sonrientes (las gentes salen contentas) yo me refugio en mi habitación, y si en las calles no hay nadie yo salgo. Mientras las gentes van a comprar toneladas de regalos, langostinos, perfumes... Yo me puse a leer cosas dispersas, como por ejemplo, ambos relatos y un ensayo sobre ambos relatos. Sin más. Alguien dijo... la familia cuanto más unida, más aislada de lo social está... creo que lo leí en alguna parte. También hay muchos cuentos macabros por ahí disperso, relacionado a lo siniestro, que es lo más familiar de uno mismo se torna siniestro. Lo mismo en Navidad vemos en televisión películas de terror donde el protagonista es una mano cortada que recobra vida, o un doble nuestro y al ver nuestro doble nos aterrorizamos y cosas así por el estilo. Ambos relatos son realmente de miedo, sobre todo la de Poe, donde la hermana le dio por muerta y la metió en el sótano o cripta de esa tétrica casa, y días posteriores se oían gritos y cosas así (consultar catalepsia) y realmente estaba viva, cuando salió del entierro fue directo a dar un abrazo macabro a su hermano... En la película de Bigas Luna hay buena ración de zoofilia y al final de la película hubo incesto y ambos mueren atrapados por una maquinaria (¿motor de una depuradora?)... En el relato de Cortázar es un deseo reprimido de unión sexual o incesto, que se manifiesta como la casa tomada. La Navidad es dulzona, la maquinaria compasiva en pleno rendimiento, ¿Cómo que aparece un avance de una película de estreno (de la industria cinematográfica norteamericana) donde aparece un personaje realmente macabro vestido de Papa Noel que asusta a los niños, por lo visto es una película cómica, el personaje macabro es de color verde como un marciano repulsivo? ¿Hay algo macabro en el tema de La Navidad? La Navidad sin duda nos viene bien para la los que trabajan, ya que permite descansar (pero siempre hay gentes que trabajan en La Navidad), pero me hubiera gustado que La Navidad fuera menos religiosa, más laica, con espectáculos más creativos, y que las gentes no estuvieran reflejándose unos a los otros sus sonrisas, como payasos falsos que van por las calles, que pusieran cine más interesante que esas cosas del bombardeo navideño y todo eso, de todas las maneras, como ayer, me dediqué a leer esas cosas de Cortázar y Poe. La neblina, como un guantazo, me topo con la neblina, la neblina de la Navidad, no tengo más remedio que soportarlo, disfruto la Navidad a mi manera, tengo más tiempo para pensar. Más bien son momentos para una inmensa minoría momentos propicios para la melancolía, las principales arterias de la ciudad ocupadas por coches, atascos de coches, las grandes superficies repletas de consumidores activos comprando diversos productos especialmente productos navideños, miles de millones de pesetas se gastan en este país para la Navidad. El nerviosismo colectivo a flor de piel, como pelos encrespados y ojos saltones, la lengua se trabaja a velocidad trepidante, los niños están evidentemente entusiasmados, las familias se unen, vuelven al dulce hogar, los turrones dispuestos, los hay blandos y duros, y las cigalas esperan, y el Pavo es algo que se sacrifican por millones en las fábricas inanimales (en vez de inhumanas). Pienso en aquellas casas que habitan hermanos, como últimos reductos de la larga tradición familiar, el punto final de una larga historia final (familiar), que es el deseo reprimido de consumar el incesto, pero de verdad, el punto final del todo lo que relatan ambos relatos o la película de Bigas Luna. Feliz Navidad a los que se desvían de las normas, a los degenerados, a los contestatarios... Pero sobre todo Feliz Navidad a las víctimas de las hipocresías familiares, y beberé champán o fumaré porros en dedicatoria a aquellos hermanos víctimas de las hijoputadas tradiciones familiares.

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: