PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Letras / Relatos
/ Relatos de Miguel Ángel Sánchez Valderrama
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

NIEBLA.
(Diario de Carolina)

Miguel Ángel Sánchez Valderrama
miguelasv@terra.es
http:// neurosistotal.blogspot.com
1 de febrero de 2001.

España.

 

Nunca me he fiado de las apariencias, hay convenciones, todos dicen ese señor es por naturaleza bueno, es tan buena persona que es imposible que haga el mal a nadie, y sin embargo vi que en el fondo algo discordaba a esa persona buena, y actuó de otra manera, ¡con miles de maquinaciones y artificios para probablemente reducirme a la nada!

O esos señores que predican siempre el bien, que constantemente hablan sobre el bien, son moralistas religiosos, siempre practican la caridad, y zas, hay ramalazos de sadismo, si practicas por religión el bien por algún lado saldrá el mal, eso seguro.

Por eso digo que no me fío de las apariencias, máxime teniendo experiencias recientes. Soy poco dado a la sociabilidad, me asustan las apariencias.

Esta mañana tenía cierto resfriado, los otros en el trabajo mostraban su lado inhumano, no paraba de tener visiones horrendas.

Pero es curioso, alguien en el trabajo sufre un accidente, montones de curiosos alrededor del accidentado, con grandes deseos de ayudar al accidentado, se hace lo posible para llevar a urgencias, muestran el lado exageradamente humano, ¡pero no dicen las normas de seguridad e higiene que se aparten los curiosos! Al menos he leído eso. Que haya menos curiosos por que dificultan la tarea de auxilio al accidentado.

Son ramalazos de pensamientos que se me vienen, tengo el cuerpo algo chungo, cierto resfriado, estoy en casa, gozo de mi pequeña enfermedad... ¡Pero es tan caprichosa!

¿Por qué no?, muchas gentes gozan de sus síntomas, por nada del mundo estarían dispuestos a eliminar o ceder la verdad de sus síntomas, los síntomas son como si dijéramos lo más propio del sujeto humano.

Un hombre homosexual, se topa con mi imagen, adoptaba rictus de curiosidad, algo no va bien, me hablaba de psicologías: probablemente, estoy seguro, tienes varios complejos... Y se extrañaba de mi especie de actitud autista, de hecho hablaba sobre los autistas. Quizás se refiera a él mismo, el mensaje recibido de forma invertida. Soy como él se mostraba. Especulo.

Cuando me levanté esta mañana, notaba que algo no iba bien, estaba hecho polvo, el puto resfriado, recaída, ¡Un estupendo pretexto para no ir al trabajo! Pero fui, esta mañana con mucha niebla, la niebla venía del sur e iba al norte, me enteré al azar en la radio de mi cochecito. La niebla tocaba el suelo. Y una humedad... en esta ciudad del interior, no es un frío exageradamente húmedo, sino un frío dicen seco, ¡una paradoja! ¡De qué va la niebla!

Un padre electricista, como otros padres, bastantes padres, dijo esta mañana en la oficina que su hijo a trabajar, dos opciones: trabajar o estudiar. El hijo como otros tantos hijos, que se pierden, se montan en sus autos, beben, se drogan, ¡Qué juventud!, dijo, el problema es que hay dinero. Si estudian que sean el menor esfuerzo posible. Si salen... salen a las doce de la noche y no vuelve hasta que sale la luz del día. ¡Qué fastidio! Todos los padres dicen lo mismo, casi todos.

Mi día, hoy día, ha sido la niebla.

El sadismo: goza haciendo sufrir a los otros. La persona que adopta el modelo de normalidad, y hace el bien, ve a un indefenso, a uno que tiene pocos cojones, y se aprovecha de su debilidad, pero el pocos cojones como un dios se vengó y el muchos cojones salió corriendo como un perro asustado aullando, me di cuenta, la causa era LA MIRADA.

Como Medusa, la mirada de Medusa, petrifica quien se atreva mirar a Medusa...

No sé, se me vino a la cabeza el mito de Cabeza de Medusa.

¡Que guarde cama! Comentó un Jefe de mi oficina. Sí, pensé para mis adentros, pensando, quizás pesadillas, no creo, gentes buenas que le dan por buscar algún lugar para soltar el saldo resultante sádico. Un pensamiento mío, se hace el bien a costa del mal, o se hace el mal a costa del bien.

Por ejemplo, los padres desean lo mejor para sus hijos, ¡pero en el fondo sus hijos quieren prescindirse del fondo sádico de sus padres! ¡Es inconcebible, pensarían los padres, siempre queremos lo mejor para nuestros hijos!

Como se puede comprobar, mi cierto resfriado propicia especulaciones mentales, no quiere decir que lo que escribo sea fielmente lo que son, para nada, solamente tengo mis especulaciones mentales, habría que contrastar, leer, para confirmar o pulir mis ideas... que puede ser errónea, sin duda. No sé si en el fondo los hijos quieren prescindirse del fondo sádico de sus padres, pero no sé como nombrarlo, lo cierto es que siempre hay disputas padres/hijos, creo en el fondo que el problema ha sido de base, no han sido comprendidos los hijos desde su nacimiento, la falta de amor y cosas así, lo del fondo sádico probablemente me lo he sacado de la manga, ¡pero y si es cierto! Esto da por pensar.

Entre el resfriado y la niebla... ¡prefería no hacerlo!, decía a mis instancias superiores.

Quiero ser una mota de polvo en esos conductos de la calefacción central del edificio, voy acá y allá y no quiero saber nada de nadie.

En Estados Unidos, es algo juvenil, de moda, se hace cicatrices en la piel, no sé si se ha pasado, hace un par de años me enteré de esas cosas, en vez de tatuajes lo suyo va de cicatrices... En España hubo, creo que se ha menguado algo, el tema del Piercing.

El tatuaje como un modo de llamar a la vista. La que más me llamaba la atención son esos de Amor de Madre. Como marcas señaladas en el cuerpo. Y anda por medio la cultura del dolor, no digamos en el tema del piercing.

Un vaso de leche caliente y una pastilla, así, supongo, menguaría mi resfriado, y supongo que no tendré pesadillas esta noche en relación a las gentes "bondadosas".

La niebla desapareció varias horas después de la mañana, pasado el mediodía, y mi cuerpo no danzaba demasiado, y la oficina parecía casi un témpano, por mucha calefacción que hubiera por medio, se iba la luz con frecuencia, entre la sociabilidad y los "bondadosos" me han jodido el día, mañana será, supongo, si dios lo remedia, otro día.

 

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: