PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Letras / Relatos
/ Relatos de Miguel Ángel Sánchez Valderrama
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

MANTENER CON VIDA.

Miguel Ángel Sánchez Valderrama
miguelasv@terra.es
http:// neurosistotal.blogspot.com
3 de febrero de 2001.

España.

 

Hacía una niebla bastante fuerte, apenas se veía nada, en el descampado un coche abandonado. Había dentro del coche un hombre... paralítico, le reconocí al instante. Le conocía de hace tiempo. Algo me extrañaba de su voz, su voz era demasiado metálica, como la voz metálica de las computadoras, verdaderamente por poco me mata la pesadilla alucinatoria. Pero se presentaba tan real que me fulminaba al instante.

-¿Qué te ha pasado? –pregunté ansioso.

No hubo respuesta así de golpe, escuchaba golpes de entrechocamientos de chapas provenientes no se sabe donde, quizás de una casa abandonada a escasos metros del coche abandonado.

Tuve un fuerte ataque de angustia y de miedo. Un relámpago tan deslumbrante y tan sonoro... y acto posterior lluvia.

Creí imaginar estar en otro plano, en secuencias de películas de terror, pero insisto, fue tan real que me fulminaba por completo.

Alguien se acercaba en la oscuridad, no podía distinguir caras, oía pisadas de hojarascas, a ese señor también le reconocí, ¡Se trataba del hermano del paralítico! El hermano me daba más seguridad, mi acceso de angustia y miedo se remitía algo.

-¿Qué le pasa a tu hermano?...

-¿Sabes?, sufrió un nuevo accidente de coche, nosotros tan díscolos tuvimos la culpa, resucitamos a mi hermano, por medio de última tecnología, se trata de chips...

Sí, de eso se trata, un cadáver real, pero que su mente seguía con vida, por la instalación, incrustación, de chips, ¡Hasta dónde hemos ido a parar! Si siempre supe que el deseo del paralítico era morir, pero el empecinamiento de sus familiares es mantener con vida, ¡qué absurdo era todo!. En vez de vivir resucitado con esos artilugios de chips... ¡Prefería la muerte! Lo juro.

¿Por qué esa sed de eternidad, de ser inmortal? Si por ejemplo los padres transmiten a sus hijos, a sus vástagos, ese deseo profundo de eternidad. Estoy seguro que si la Ciencia y la Técnica avanza por derroteros sospechosos, podríamos tener nuestros nichos virtuales, o sea, estamos muertos biológicamente, pero electrónicamente..., nuestro cerebro, toda la información de nuestro cerebro, recuerdos, sensaciones, todo el mogollón mental sería transferido a un ordenador que funcionaría como nicho virtual.

Escuchaba la voz del paralítico muerto, como una letanía... “quiero... morir, quiero morir, qui-e-ro mo-rir...” Un sonido demasiado metálico, me sonaba a la voz electrónica de los surtidores de gasolina. Mi corazón martilleaba... un vuelco en el corazón, no sabía describir esa sensación horrenda, no sabía que eso iba a llegar tan lejos, tenía profundos deseos de huir. Huir despavorido.

Salí corriendo, la imagen del paralítico no se me separaba de mi cabeza, era difícil prescindirme de esa imagen tan horrenda, pensaba continuamente que estaríamos en los tiempos de los horrores, resucitarían a Hitler, a Mussolini, a Franco, a Pinochet, a todos los asesinos del mundo y seríamos dominados por ellos. El paralítico no es un asesino, qué fuerzas tendría que tener para asesinar, solamente en el fondo desea su muerte, solamente eso, pero los familiares mantienen con vida, en el fondo todos los familiares desean seguir manteniendo con vida.

Me pregunté muchas veces el por qué ese deseo de los mortales de ser inmortales...

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: