PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Letras / Relatos
/ Relatos de Miguel Ángel Sánchez Valderrama
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

TENTATIVA DE DIARIO.

Miguel Ángel Sánchez Valderrama
miguelasv@terra.es
http:// neurosistotal.blogspot.com
24 de abril de 2001.

España.

 

Me llevo mal con los relojes, y que conste que no tengo especial inquina hacia los relojes, serán que los relojes no se adaptan a mi cuerpo o a la inversa, creo que será a la inversa, ¡me cargo todos los relojes!. Por eso suelo tener relojes baratos, Casio F-91 W. Se me ha roto la correa, más bien la he roto. ¡Cuantas veces me he dicho dejar de romper relojes, que me hacen faltan para acudir a los lugares sin ni un puto retraso más! Pues nada. Lo mío es preguntar las horas a las gentes, pero cuando lo hago cuesta, me llaman maleducado. Me acuerdo recién entrada en la escuela primaria que para dejar de llorar por que no quería esa cosa llamada educación y tener que encararme diariamente con los enseñantes y los compañeros sádicos (Kant con Sade), el puto director de la escuela me regaló no un reloj, sino un cronómetro de verdad, de esos para carreras olímpicas, una grandiosidad para un niño tan pequeño, ¿sabéis lo que hice?, me lo cargué. Me cargué el cronómetro, tan lindo. Y años posteriores llamaba con frecuencia a mi madre para expulsarme del centro. Yo, tan bueno, que no me metía con nadie, de verdad, además últimamente soy aburrido, no entiendo esos periplos por diversas escuelas y diversas expulsiones, con junta, reunión de responsables del colegio, veredicto: El peor alumno de la historia. ¡Y una mierda!.

Mi idioma, soy español, no conozco otra lengua. Mi relación con mi mama ha sido dificultosa, de hecho todos los niños aprenden la lengua materna, yo por lo visto forzadamente he tenido que aprender un idioma propio. No es ninguna tontería, recibo facturas todos los días, hablo como un idioma extranjero dentro de mi idioma (y no tengo otra que el castellano). Eso me dijo una persona.

La persistencia de la memoria, el reloj como que fluye, parece caer del borde de la mesa, un cuadro de Salvador Dalí.
A veces diversas situaciones sociales me producen nudos en la garganta.

Me comentaron cosas de la boda de mi prima que fue el domingo pasado. El coche para la ocasión para los novios es uno de los años treinta, pregunté qué marca, que no sabe exactamente, una marca algo así como hispano-suizo (realmente no me suena), de color negro y tiene un morro tan grande que se la pisa (la delantera del coche es muy alargado, que tiene un gran morro), y en cuanto a la cuestión económica hubo pérdida para la pareja, se invirtieron mucho dinero para la comida, y cuando cada cual, cada invitados, cada familia invitadas a la hora de dar dinero (dinero en sobres), la cosa cambia, mayoritariamente decidieron billetes de dos mil pesetas (dinero inferior al precio de lo que consumieron por cabeza – buffet libre, comida bastante formidable, bebidas a raudales, tartas, etc.- ), y hubo un gracioso que depositó un cheque de un millón de pesetas que en realidad fue un cheque tipo Monopoli, es algo de mal gusto. Entonces muchos a disfrutar (más de trescientas personas entre familiares, amigos, conocidos, vecinos...) y a la hora de soltar dinero ¡yo no sé nada, hago lo que puedo...!

Todos esos son comentarios que me llegaron desde allá sobre la experiencia de la boda de mi prima. Que no fui.
Están previsto coger un avión, la pareja de novios digo, para disfrutar la luna de miel o cosas así, en México, habrá parada en Cancún. (Qué manía con lo de Cancún, un buen porcentaje de novios van a Cancún).

Otro cuadro me viene a la cabeza, también de Dalí, la que tengo en la cabeza, es el cuadro que más me impactó, diría que es la que más me gusta, que es la de la mujer que se asoma por la ventana, es increíble, por el colorido, por la sensualidad de la mujer, me gusta el cuadro (y además algunos tenemos y otros no o no estoy muy seguro una ventanita que accedemos a la realidad).

Kant con Sade.

¡Mierda, todos los vecinos en el portal de mi bloque de vivienda, un cadáver marroquí, han asesinado a un inmigrante, los vecinos hablan de ajuste de cuentas o algo así! Puede ser un navajazo. Saldré más tarde, con tantos vecinos, la radio, las cámaras, los policías..., va a ser difícil salir de mi bloque de viviendas. En esta ciudad ha habido otros asesinatos, sobre todo en puertas de pubs, siempre el mismo veredicto: asuntos de drogas.
Lo de Kant, todo es posible con Sade. Resultado: Hannibal. No he visto la película Hanníbal, si he visto El silencio de los corderos. Pero me han hablado sobre la película Hanníbal. En realidad Hanníbal es la persona más normal y corriente como cualquier ciudadano del bien y que no hace el mal, no haz al otro lo que no te gusta que te haga o algo así... Hanníbal es kantiano puro pero para cumplir eso de Kant sale por otro lado Sade, o sea, la pulsión tiene que salir por otros lugares, resultado: un peligroso asesino en serie – cAníbal -. (Resumen extremo particular de lo que me comentó una persona sobre Kant con Sade, sin incluir ciertos detalles que se me escapan a mis limitados conocimientos filosóficos).
De vez en cuando tengo derecho en este diario a gritar.

http://neurosistotal.blogspot.com/

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: