PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Letras / Relatos
/ Relatos de Miguel Ángel Sánchez Valderrama
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

LA CHICA FELIZ.

Miguel Ángel Sánchez Valderrama
miguelasv@terra.es
http:// neurosistotal.blogspot.com
27 de abril de 2001.

España.

 

La chica regenta un centro donde hacen ejercicios orientales, cosas de yoga y demás que son buenos para el cuerpo bueno para la mente evidentemente como a veces dice como disco rayado con la misma canción de siempre o como un loro o repite como un papagayo bueno-para-el-cuerpo-bueno-para-la-mente. Siempre sonriente, ja, ja, ja, hay que ser feliz en esta vida, ja, ja, ja, hay que ser feliz en esta vida, siempre sonriente. Ni quito ni pongo, si hay que ser feliz en esta vida pues bien, allá ella, es su decisión. Alimentos vegetarianos, una pila de revistas que informan sobre alimentos vegetarianos, y sobre vida saludable, la vida saludable se llama alguna revista editada por alguna editorial que siempre le da lo de bueno para el cuerpo bueno para la mente, y algún que otro yogui que viene de la India explicando filosofía buena y realmente el yogui observa el panorama y todo va bien, son tan aplicados. No lo discuto, tendrán sus verdades, quizás inaccesible para mí a no sé que pase por una fase o plano superior como dicen ellos que se funde con el universo y supresión de deseos humanos, nada de cervezas, entonces estamos jodidos. Respeto olímpicamente otras creencias, quizás por mi carácter de gallina que picotea acá y allá lo que pille. Me da igual cualquier cosa. Pero la chica de la sonrisa sonriente muy sonriente con la sonrisa por todo lo alto y siempre feliz y danzando no ve nada bien mi tristeza, oh, primer obstáculo. Hacía miles de políticas en primer lugar para evitar mi contacto con otros (cree que desanimaría a otros) o quizás anda en juego cierta agresividad (quizás imágenes especulares, la asunción de la imagen en el otro comporta cierta agresividad o algo así dijo uno), quizás alguna mirada destructiva vería en mí (en realidad no sé cómo miro, entonces no me preocupo) que destruye su imagen de feliz, oh, felicidad, oh, sonriente, cuerpo sano, mente sana. Mierda, deseo paz. Segundo obstáculo, si hago presencia ella desaparece para hacerme saber por medio de política que hay que refrenar algo enfermo en mí, podría suponer. Estás enfermo, te acercarías si estás bien. Ah. Pero en realidad no tengo deseo de acercarme a ella, pues que se ahorre esa política. Tercer obstáculo:...

 

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: