PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Letras / Relatos
/ Relatos de Miguel Ángel Sánchez Valderrama
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

DÍAS DESCALABRANTES.

Miguel Ángel Sánchez Valderrama
miguelasv@terra.es
http:// neurosistotal.blogspot.com
14 de mayo de 2001.

España.

 

Había salido a mirar en la cartilla del banco, en un determinado banco, si me han ingresado el subsidio del desempleo. Esta mañana estaba a pesar de todo de un humor de perro. A pesar de todo, unos días descalabrantes. El primer mes del subsidio de desempleo, es una cantidad muy inferior a lo que yo esperaba, en función de la base reguladora y todo eso, mañana iré a la oficina del INEM, a ver qué me dicen, que me expliquen con detalles, vayamos a historias, vayamos a que se equivoquen. Vaya semana. Llevo una semana chunga, mi bitácora de internet funciona y disfunciona cuando quiere. A veces está disfuncional y a veces está funcional. Es la hostia. Mi correo electrónico no funciona desde hace tres días. La línea de teléfono de Asistencia Técnica de Telefónica o Terra está colapsada. Mientras se escucha una voz de hombre grabada que nos informan de la avería del correo electrónico y que están haciendo lo posible para arreglar la avería (llevan tres días seguido).

Después de salir de un Ciberbar y de una sucursal bancaria me dirigí al Hipercor. Fui a la sección música. Busqué determinados discos compactos de Suede. No vi nada. Es extraño, se habrán agotados. Suede está por todos los lados, por donde menos espera, no entiendo que en la gran sección de discos compactos musicales no halla nada de Suede. Es rarísimo. En fin, que pregunté a uno que va muy bien entrajetado. Joven, como todos de la sección música, de aspecto snob y juvenil, con gran seguridad en sí mismo, y gafas de montura de concha, que casi se le cae de la punta de la nariz. Me explica a una velocidad galopante, trepidante, series de cuestiones de por qué no hay discos compactos de Suede. ¿Ninguno?, pregunté, al menos tiene que tener algunos de varios, no solamente quiero el último de Suede, me da igual que sea el penúltimo o el primero. Me explicó que no había ninguno. Me pregunté cómo casi todos los usuarios de Internet y “usuarios de Música” hablan a la velocidad galopante, trepidante, será que los acontecimientos van veloces (o será un reflejo de mí, personas psicólogas que he conocido me dicen que tengo fluidez verbal –pero contradicen con mi propia visión, creo que hablo perezosamente, en fin todo un galimatías. Lo que sí me pasa es que con cualquier experimentado internauta que me he encontrado me he dado cuenta que hablan a una velocidad supersónica, quizás la velocidad Pentium III-...), me quité esa idea de la cabeza, lo que me preocupaba era que no hubiera ningún disco compacto de Suede (no es que me guste mucho Suede, pero me apetecía desde varios días escuchar algo de Suede).

El hombre dependiente de la sección música que tiene gafas de montura de concha me explicaba cosas, que el disco compacto de Suede no hay, “¡espera un momento!”, y seguía buscando y nada, “si quieres puedo pedirlo o consulto por ordenador, en el catálogo, a ver si hay en vez de aquí pues en el Corte Inglés”. Vale, le dije. El ordenador tardaba un montón. Ajá, hay, pero en el Corte Inglés. El Corte Inglés está en el centro de la ciudad. Fui al centro de la ciudad, había muchos coches, había bastante atascos en las calles, las gentes nerviosas, los coches pitando, los munipas tratando en la medida de lo posible controlar el tráfico.

Pude encontrar aparcamiento a escasas distancias de una de las entradas del Corte Inglés. Una vez dentro del edificio Corte Inglés fui directo a la sección música. Había bastantes discos compactos, a ver, cómo me oriento, pues voy donde pone pop rock internacional, ajá, varias estanterías dedicados a pop rock, luego voy al orden alfabético, la a, la be y así sucesivamente hasta encontrar la letra ese, la inicial de Suede. No encontraba Suede, había otras pilas, no sentía ganas de buscar uno a uno que comience con la letra ese. Así que lo más rápido es preguntar a la dependienta que estaba como cajera en ese momento. Una mujer bien entrada los cuarenta años, vestida todo azul, el uniforme de siempre, falda azul que creo, no recuerdo, llega hasta la rodilla, y luego chaqueta azul y la camisa creo que es blanca. Me atiende, dice que no hay el último de Suede. Pregunté si había otro, que no sea el último. Al fin, me busca, se tira un rato buscando hasta encontrar dos, la penúltima y una del año ochenta y ocho. Preferí la penúltima. Es del año noventa y nueve. Se llama Head Music. Bueno, algo es algo. Volví a casa. Y después de comer, puse en el miniequipo de música el disco compacto de Suede. Y escribí esto. A pesar de los días descalabrantes, escuchaba algo de Suede y escribí esto, a pesar de todo.

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: