PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Política / Documentación / Invasión de Irak
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

LA VIDA BAJO SADDAM HUSSEIN:
REPRESIÓN Y ATROCIDADES DEL RÉGIMEN DE SADDAM HUSSEIN

La Casa Blanca
Oficina del Secretario de Prensa
Estados Unidos de América
4 de abril de 2003

 

Durante más de 20 años, la peor amenaza para los iraquíes ha sido el régimen de Saddam Hussein: ha matado, torturado, violado y aterrorizado al pueblo iraquí y a sus vecinos durante más de dos décadas.

Cuando Iraq sea libre, en un proceso dirigido por los iraquíes luego del conflicto, se rendirá cuenta de los crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra cometidos contra los iraquíes. Estados Unidos, miembros de la coalición y la comunidad internacional colaborarán con el pueblo iraquí para organizar un proceso judicial firme y digno de fe para ocuparse de estos abusos.

Bajo el régimen de Saddam muchos centenares de miles de personas, que en su vasta mayoría eran musulmanas, han muerto como resultado de sus actos.

Según un informe de Amnistía Internacional en 2001, "en Iraq las víctimas de la tortura están sujetas a una amplia gama de formas de tortura, incluso la extracción de ojos, los apaleamientos severos y las descargas eléctricas... como resultado, algunas víctimas han muerto y muchas han quedado con daños físicos y psicológicos permanentes". Saddam ha asesinado a aproximadamente 40 de sus propios parientes.

Las acusaciones de prostitución para intimidar a los opositores al régimen han sido usadas por el régimen para justificar la bárbara decapitación de mujeres. Los ataques químicos documentados efectuados por el régimen de 1983 a 1988 resultaron en la muerte de unos 30.000 iraquíes e iraníes.

Human Rights Watch estima que la campaña terrorista de Saddam contra los curdos entre 1987 y 1988 mató a por lo menos 50.00 y posiblemente hasta tantos como 100.000 curdos.

-- El régimen iraquí usó agentes químicos que incluían gas mostaza y agentes neurotóxicos en ataques contra por lo menos 40 aldeas curdas entre 1987 y 1988. El peor fue el ataque contra Halabja, que resultó en alrededor de 5.000 muertes.

-- 2,000 aldeas curdas fueron destruidas durante la campaña terrorista.

Los 13 millones de musulmanes shiítas de Iraq, la mayoría en la población iraquí de aproximadamente 22 millones, encara restricciones severas en su práctica religiosa, inclusive una prohibición de orar en comunidad los viernes, y restricciones a las procesiones funerarias.

Según Human Rights Watch, "diplomáticos árabes de alto nivel le dijeron en octubre (de 1991) al diario árabe al-Hayat, que se publica en Londres, que los líderes iraquíes reconocieron en privado que 250.000 personas fueron muertas durante las sublevaciones, y que la mayor parte de las muertes ocurrieron en el sur".

Refugees International informa que "las políticas opresoras del gobierno han llevado al desplazamiento interno de 900.000 iraquíes, principalmente curdos, que han huido al norte para escapar de las campañas de arabización de Saddam Hussein (que implican forzar a los curdos a renunciar su identidad étnica o perder sus propiedades) y árabes de las marismas, que huyeron de la campaña gubernamental para drenar las tierras pantanosas del sur con fines de uso agrícola. Más de 200.000 iraquíes continúan viviendo en Irán en condición de refugiados".

El Comité de Estados Unidos para los Refugiados calculó en 2002 que aproximadamente 100.000 kurdos, asirios y turcomanos habían sido expulsados previamente por el régimen de "(la ciudad de) Kirkuk, controlada por el gobierno central, y los distritos de los alrededores, en la región rica en petróleo en la frontera con el norte controlada por los curdos".

"Durante los últimos cinco años, 400.000 niños iraquíes de menos de cinco años de edad murieron de desnutrición y enfermedades que pueden prevenirse; murieron a causa de la naturaleza del régimen al que estaban sometidos" (Primer Ministro Tony Blair, 27 de marzo, 2003).

-- De conformidad con el programa de petróleo por alimentos, la comunidad internacional procura poner a disposición del pueblo iraquí suministros suficientes de alimentos y medicinas, pero el régimen impidió el acceso requerido por los trabajadores internacionales para hacer una distribución apropiada de estos suministros.

-- Desde el comienzo de la Operación Libertad Iraquí, las fuerzas de la coalición descubrieron depósitos militares llenos de comestibles destinados al pueblo iraquí pero que habían sido desviados por las fuerzas militares iraquíes.

El régimen iraquí ha rehusado repetidamente aceptar las visitas de los observadores de los derechos humanos. Desde 1992 hasta 2002, Saddam impidió que el Relator Especial de la ONU visitara Iraq. El Informe de 2001 de este Relator Especial criticó al régimen por el "número evidente de ejecuciones", el número de "ejecuciones extrajudiciales por razones políticas", y "la ausencia del debido proceso de ley".

Ejecuciones: el régimen de Sadam Hussein ha llevado a cabo frecuentes ejecuciones sumarias, a saber:

-- 4.000 prisioneros en la prisión Abu Ghraib, en 1994,

-- 3.000 prisioneros en la prisión Mahjar, de 1993 a 1998,

-- 2.500 prisioneros entre 1997 y 1999 en una "campaña de limpieza de la prisión",

-- 122 prisioneros políticos en la prisión Abu Graib en febrero y marzo de 2000

-- 23 prisioneros políticos en la prisión Abu Graib en octubre de 2001,

-- por lo menos 130 mujeres iraquíes fueron decapitadas entre junio de 2000 y abril de 2001.

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: