PORTADA  

 

 
      
  Othlo
Othlo / Política / Escritos
 
 

 

Opina en el foro.

Contacta y opina con otros colaboradores de Othlo en la lista de correo.
Suscríbete al boletín de novedades de Othlo.
Colabora en Othlo.
 

 

LA LIBERTAD PODRIDA DE NORTEAMÉRICA

José Repiso Moyano
joserepisomoyano@hotmail.com
Málaga, España

 

 

Si una acción política es éticamente válida -por el consentimiento internacional- para un gobierno, también desde ese momento lo podría ser para todos los gobiernos, pues, ha sido ya una aprobación, una referencia política de lo que sí se puede hacer y justificar, de lo que es impune. Por cierto y por verdad, si para la Administración Bush ha sido válida la invasión de soberanías, el bombardeo de la población civil, la destrucción de riquezas, el control de organizaciones políticas, la modelación de infraestructuras para sus beneficios económicos, las torturas, la censura mediática, etc., todo, claro, con la complicidad internacional, entonces, para cualquier otro gobierno también debería ser válido eso; pero no, en realidad no es así al ser considerado EE.UU. un país privilegiadamente válido de poder, en suma, por estar inmiscuido en la mayoría de los poderes fácticos internacionales.

Asimismo, si  U.R.S.S. hubiera sido la primera potencia del mundo, en tanto que ya podría imponerse para justificar cualquier acción, llevaría a cabo una "guerra contra el terrorismo" aplastando disidencias y destinando el mundo a un continuo descontento o sometimiento o, dicho de una manera más fácil, se decantaría o lucharía por una seguridad que correspondiera a una máxima "obediencia externa".

En el fondo, por eso precisamente el poder es el poder: las multinacionales petrolíferas norteamericanas embaucan con pleno derecho a los países débiles que se les antojan protegiendo o subvencionando a los gobiernos que ellos ven simpáticos y, si no, les minarán sus relaciones internacionales y, a través de sus potentes medios de comunicación, los desacreditarán  políticamente así por así sacándoles hasta el último trapo sucio mientras que, en ellas, todo es lícito y.relícito. En tal desarrollo, entre tantos intereses, desde luego no manda la política,  sino manda quien manda y  ése justificará lo que quiera con las presiones necesarias por las buenas o por las malas para que, algo, sea "correctamente justificado". Justificable fue la matanza civil por el lanzamiento de dos bombas atómicas, justificable fueron las destrucciones por armas biológicas que se utilizaron en Vietnam, justificables fueron los apoyos a las dictaduras latinoamericanas ya que, en fin, ¿quién se atreve a acusar al único acusador válido?

Con lo dicho, los últimos acontecimientos han demostrado que, por muchos muertos que haya habido en Iraq, ¡no importan! "ante unos derechos humanos", son buenamente justificables en el sentido de que lo dice. la única acusación válida, o los únicos liberadores válidos. Mientras, miles de soldados como conejillos de indias sirven a los que cómodamente especulan  sobre el máximo poder y de cómo -y con la mejor de las imágenes hacia el exterior- no perder también sus privilegios a costa de sacrificarles sus vidas y en el círculo vicioso de que, en adelante, harán falta más y más por reponer a los que mueren o quedan marcados por la muerte para que los intereses de tales "peces gordos" repartidos por todo el mundo estén, ¡vamos!, muy seguros y no decrezcan. Así el asunto, lo que sí se demuestra cada día que pasa es algo más relevante: todos los ciudadanos norteamericanos pagan sus impuestos para. la maquinaria bélica y para la guerra, es decir, los pagan no estrictamente para una civilidad, no para la enseñanza, para la diplomacia o para la sanidad estrictamente, sino en una gran parte para la guerra, a lo que se han acostumbrado. Por esta razón es un país de guerra que, por tal camino, siempre tendrá guerra y enemigos a quienes declarar la guerra, quiera o no, pero involucrando con demagogias de sus locuras a los ingenuos países que callan a sus pies. No obstante, los votantes de intenciones bélicas y cómplices, ¿cómo no?, viven conformes, lo mismo que han estado "muy calladitos" ante la vejación de derechos humanos a los presos de Guantánamo, bien con la boca tapadita por un puñado de dólares, bien con un orgullo inflexible y deshumanizador por ignorar, por no tener en cuenta, la libertad de los demás. El caso es que se encuentran conformes a seguir como borregos a lo que cualquier loco les diga sobre matar o  sobre destruir a favor del no-terrorismo ajeno -mientras que desaprueban la simple ocurrencia de manifestación en contra de ellos -, a justificar convenientemente los hechos en virtud de quien posea más poder y les imponga su juego "sántico" de poder.

JOSÉ REPISO MOYANO

Escritor, poeta, y ensayista nacido en Cuevas de San Marcos (Málaga), 1965.
Difunde actualmente su obra de pensamiento en los periódicos digitales NUESTRA BANDERA, OJO CRÍTICO, DIARIO INTERNACIONAL, CRÓNICA Y ANÁLISIS, LA GRILLA, POLÍTICA Y ACTUALIDAD, VISIONMX ,DIARIO EL PUEBLO, LOS TIEMPOS y ESTE SUR.
Tiene una columna en las revistas digitales RED Y ACCIÓN, LA BISAGRA, TRIPLOV, DESTINO-X y en el suplemento EL RINCÓN DEL GATO LITERARIO del taller TALLEREANDO.
Forma parte de la redacción de DOMIST y de los suplementos literarios TORRE TAVIRA de Cádiz.
Colabora con el proyecto "GENTE CON TALENTO" de Colombia y en OPINATIO de la revista CASI NADA.
En poesía y narración ha ganado algunos premios y ha colaborado en las revistas escritas CASA DE LAS AMÉRICAS (Cuba), LA PALABRA Y EL HOMBRE (México), BARCAROLA (España), SIGNO (Bolivia) y REPERTORIO AMERICANO (Costa Rica). En las revistas digitales LA CASA DE ASTERIÓN, LETRAS SALVAJES, EL ATEJE  y EL HÍBRIDO LITERARIO.
Ha sido incluido en NUEVA POESÍA HISPANOAMERICANA, Ed. Lord Byron, Lima, 2004.
Utiliza frecuentemente el seudónimo de Oswaldo Roses.

 

 

 



OTHLO
Revista electrónica

Asociación HuSe
CIF: G18538876
http://www.othlo.com
othlo@othlo.com
TF: (0044) (0) 7778379805
Manchester
United Kingdom

 
Dentro de
OTHLO:

 
Sobre
OTHLO: